Mike Budenholzer, de Atlanta Hawks, 'Entrenador del Año' 2014/2015

El técnico del que ha sido sin duda el equipo revelación de la temporada se ha hecho con el prestigioso galardón en una de las votaciones más ajustadas que se recuerdan en los últimos años, exactamente 513 a 471. 42 puntos le han separado de Steve Kerr, el entrenador novato del mejor equipo de la NBA, Golden State Warriors.



Sin duda alguna ambos entrenadores eran dignos merecedores del premio, y como es normal en caso de estos ha generado un gran debate entre aficionados, pero Steve Kerr, ha tenido un gran gesto siendo uno de los primeros en felicitar a su compañero, diciendo que es uno de los entrenadores a los que más admira y en uno de los que se fija a la hora de planear jugadas.

Mike Budenholzer, pupilo de Gregg Popovich antes de coger los mandos de Atlanta en mayo de 2013, ha conseguido unir a los jugadores y hacerles jugar como un verdadero equipo, más mérito tiene hacerlo en una plantilla sin ninguna estrella que destaque, donde todos aportan. A parte de conseguir el mejor récord de la historia de los Atlanta Hawks con 60 victorias y 22 derrotas, consiguió también el mejor mes que se ha visto desde el nacimiento de la NBA allá por 1946, el 18-0 que consiguieron en enero, y es más, el quinteto titular del equipo fue seleccionado 'Jugador del Mes', algo nunca visto con anterioridad. Cabe recordar que Atlanta comenzaba este año tras haber acabado 8º en la Conferencia Este y entrando en PlayOffs por los pelos la pasada campaña con un balance de 38-44. Además fue seleccionado como entrenador jefe de la Conferencia Este en el All-Star Game y tuvo a 4 de sus chicos en ese encuentro partiendo desde el banquillo, Jeff Teague, Kyle Korver, Paul Millsap y Al Horford.

Por otra parte tenemos a Steve Kerr, el entrenador que en su primer año ha batido de igual modo el récord histórico de la franquicia de Oakland con un balance de 67 victoria y 15 derrotas, pero no solo eso, se ha convertido en el entrenador novato con más victorias de la historia, superando a Paul Westhpal, de Suns. Al igual que Budenholzer, pero en el otro lado, fue seleccionado para dirigir la Conferencia Oeste, en el All-Star Game, en el que tuvo como titulares a 2 de sus chicos, Stephen Curry, el jugador más votado de todos, y Klay Thompson, elegido como suplente pero que salió como titular para suplir la baja de Kevin Durant. Cabe recordar que la campaña pasada, con Mark Jackson dirigiendo el equipo, quedaron 6º del Oeste con un récord mejor que el de Atlanta, 51-31.

El tercer clasificado, aunque muy muy lejos, ha sido Jason Kidd, que ha conseguido clasificar a Milwaukee Bucks para playoffs en la 6ª posición de la Conferencia Este, con 41 victorias y 41 derrotas. Esto cobra más mérito si tenemos presente que la franquicia de Wisconsin fue la peor durante el curso anterior, con un pésimo 15-67.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada