Larry Sanders y Milwaukee Bucks están negociando una rescisión de contrato

Según informa ESPN, la franquicia de Wisconsin habría empezado a negociar una rescisión de contrato con el polémico pívot que lleva sin jugar desde el pasado 2 de Noviembre, cuando el entrenador, Jason Kidd, decidió apartarle del equipo, y el asunto no ha ido a mejor, más bien todo lo contrario.


Obviamente esta negociación no será sencilla y ambas partes deberán ceder para alcanzar un acuerdo, pues hay demasiado dinero de por medio. A Sanders aún le restan tres temporadas de contrato además de la actual, cada una de ellas a razón de 11 millones de dólares.

La de Sanders puede haber sido una de las peores decisiones deportivas del siglo. Repasemos su trayectoria en los últimos años:

    - Tras un año a un nivel estratosférico durante la temporada 2012/2013, y con un año más de contrato rookie a la vista, Milwaukee Bucks le firma una extensión de contrato por 44 millones y 4 años.
    - El año siguiente todo cambió. Una pelea en un bar que acabó con graves heridas en su pulgar le hizo perderse prácticamente toda la campaña. Solo jugó 23 partidos.
    - Durante el parón todo fueron polémicas, cogida de peso, consumo de drogas, pasotismo...
    - Esta campaña empezó jugando, hasta tener una lesión en la cuenca del ojo. Ahí comienza la locura.
    - Se recupera de la lesión pero Jason Kidd le mantiene apartado, no se sabe el porque.
    - Dice que quiere dejar el baloncesto profesional.
    - Luego dice que mejor no, que sigue jugando, y cuando Kidd piensa en darle la oportunidad de volver a las pistas, da positivo por marihuana en un análisis de drogas.
    - Suspensión de 10 partidos, pasan pero Jason Kidd le tiene apartado indefinidamente por "Motivos Personales".

En resumen, desde que firmara la multimillonaria extensión de contrato en 2013, el pívot de 26 años a penas ha jugado 50 partidos repartidos en 2 temporadas, en los que ha promediado 7.5 puntos, 6.6 rebotes, 0.8 asistencias, 0.9 robos y 1.6 tapones en 23.4 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada