Michael Beasley firma un contrato no garantizado con Memphis Grizzlies

El alero de 25 años, seleccionado en la segunda posición del Draft de 2008, tendrá su quinta oportunidad de demostrar porque fue elegido en dicho lugar. Exceptuando sus 3 primeros años en la liga, donde dejó destellos de su calidad y unos buenos promedios, su carrera ha sido un desastre, sobre todo por su vida extradeportiva, ya son por todos conocidos sus continuos problemas por consumo y posesión de marihuana, sin ir más lejos, eso le costó ser despedido por los Phoenix Suns en 2013.


El acuerdo al que ha llegado con los Grizzlies ha sido una sorpresa en toda la NBA, pues el jugador había hecho entrenamientos privados con varias franquicias, como Lakers o Spurs, pero no con la de Memphis. El acuerdo alcanzado no está garantizado, por lo que el jugador tendrá que sudar la camiseta para ganarse un puesto definitivo con el contrato mínimo, que en su caso, con 6 años de experiencia en la NBA, es de 1.145.685$.

La última campaña la pasó en los Miami Heat, el mismo equipo que le drafteó y donde jugó sus dos primeras temporadas, pero apenas contó para Erik Spoelstra en las finales de la NBA, ni en el resto de playoofs; en temporada regular Beasley apareció en 55 partidos, en los que se mantuvo en pista una media de 15.1 minutos, promediando 7.9 puntos, 3.1 rebotes, 0.8 asistencias, 0.4 robos y 0.4 tapones, además de un 49.9% en tiros de campo y un 38.9% desde la línea de 3 puntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada