Phoenix Suns vuelve a ganar a costa de unos Knicks que cada vez ven más lejos los Playoffs




Los Phoenix Suns lograron durante la pasada madrugada su 6ª victoria consecutiva, 88-112, esta victoria supone la mejor racha para la franquicia de Arizona en sus últimos cuatro años, y cada vez está más claro que participarán en los playoffs.

El base esloveno, Goran Dragic, volvió a ser la estrella que guió a su equipo, con 32 puntos, 2 rebotes, 4 asistencias y 2 robos en 32 minutos, todo esto con un 11 de 17 en tiros de campo (65%), de los cuales 5 de 9 fueron triples (55%) y un 5 de 7 en tiroles libres (72%), unos números muy buenos. El conjunto que dirige Jeff Hornacek aprovechó la derrota de Memphis para ascender hasta el 7º escalón del Oeste, lo que de acabar así, supondría un enfrentamiento con OKC en primera ronda.

“Ellos no jugaron una buena defensa”, dijo Dragic sobre los Knicks. “Por lo que esta noche podíamos conseguir todo lo que queríamos. Nos pasábamos el balón entre dos y tres veces porque estábamos seguros de encontrar a un jugador abierto”, explicó.

El otro base del equipo, Eric Bledsoe, parece haber vuelto en perfecto estado tras su grave lesión, y aportó 16 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias; y Markieff Morris, uno de los candidatos a sexto hombre del año, aportó 16 tantos y 8 rebotes desde la segunda unidad.

En los Knicks, Carmelo Anthony fue el máximo exponente con 21 puntos, seguido por los 19 tantos que logró Amar’e Stoudemire y los 15 de J.R. Smith.

"El Oeste es una locura", destacó Dragic. "Los nueve primeros equipos, todos ellos merecen estar en playoffs. Pero solo pueden entrar ocho. Solo tenemos que cuidar nuestros intereses. Creo que si jugamos como esta noche, vamos por buen camino", finalizó.

Pero no fue todo un camino de rosas para el base del equipo local, que dio el susto de la noche al tener que retirarse del partido tras recibir un fuerte golpe cerca del ojo, sin intención, de Tyson Chandler. Dragic, volvió en la segunda mitad tras recibir cinco puntos de sutura.

"Traté de meter el balón por encima de él e intentó pararme y me golpeó con el codo derecho", explicó. "No sé lo que es, pero siempre es el ojo izquierdo", admitió. Dragic explicó que a lo largo de su carrera ha recibido hasta en 5 ocasiones puntos de sutura en su ojo y siempre han sido en el izquierdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada