Antes y después | Manu Ginobili

Humilde y elegante jugador argentino nacido el 28 de julio de 1977 en Bahía Blanca (Argentina) Emanuel Daniel Ginobili, popularmente conocido como Manu Ginobili amó el baloncesto desde muy pequeño, según el mismo, desde que tenía dos años e iba a ver a su hermano, que era jugador profesional en la Liga Argentina. 


En un futuro el declararía ''Me hacían botar la pelota con unas gafas que tenían una base que obstruía la vista de la pelota, para que me acostumbrara a mirar a mi compañeros y a su juego, sin preocuparme del bote" 

Con solo siete años se apuntó al Bahiense del Norte, equipo en el que ya demostraba su gran talento a la hora de controlar el balón. Club del que años más tarde, debido a su descenso, decidiese salir a buscar nuevas ideas en diversos conjuntos de baloncesto... y tras probar en numerosos equipos, volvió a su ciudad natal, esta vez al Estudiantes. Destacó lo suficiente como para ser convocado por la Sub22 Argentina para disputar el Mundial de Melbourne, en el cual quedaron cuartos.

Fue en 1997 cuando Manu recibe una oferta que le convence desde el primer minuto, se trata del club italiano Viola Reggio Calabria, cuyo ojeador se enamoró del juego del argentino.

Jugó en Italia durante dos años, hasta que en 1999 decide presentarse al Draft de la NBA, en el cual fue elegido en Segunda ronda, pick #57 por su actual equipo, los San Antonio Spurs

Pese a a gran tentación que supone dar el gran salto a la mejor liga del mundo, él decide volver a Europa durante dos años más al servicio del Kinder Bolonia, donde se consolidó como uno de los mejores jugadores del viejo continente... siendo galardonado como MVP de la liga italiana MVP de las finales de la Euroliga.

Tras hacer una gran actuación en el Mundial FIBA de 2002, llevando a Argentina a la final, con el papel de líder indiscutible de la selección, decide por fin incorporarse a la NBA con los San Antonio Spurs, equipo en el que lleva nada más y nada menos que 14 años aproximadamente. 

Le fue muy complicado debido a que la primera mitad de su temporada inicial la pasó lesionado, pero su vuelta fue cuanto menos explosiva, siendo nombrado Rookie del Mes de Marzo y colocándose en el segundo mejor quinteto de rookies pese a las adversidades.


No mostró su potencial al máximo hasta el año 2004-2005, dando su gran muestra de talento metiendo 48 puntos a los Phoenix Suns, su mejor temporada hasta la fecha, en la que fue nombrado All-Star... Este mismo año San Antonio consiguía llegar a las Finales de la NBA, sin duda alguna el mejor momento de Manu, donde llegó a promediar 20.8 puntos y 5.8 rebotes por partido... Muchos expertos le colocaban como 'MVP de las finales', pero finalmente fue Tim Duncan el que levantó dicho premio.

En la siguiente temporada Ginobili  no pudo jugar todos los partidos debido al gran número de lesiones en el pie y alrededores, lo cual podríamos decir que la temporada 2005-2006 fue uno de sus peores años como jugador profesional. Jugó exactamente 65 partidos pero debido a sus lesiones sus estadísticas sufrieron un enorme "bajón".

Fue entonces cuando al año siguiente todo volvía a la normalidad en San Antonio, ayudando Manu a conseguir el mejor récord de la franquicia texana. En la temporada 2007-2008 se podría considerar un grandísimo año para el jugador argentino, el cual promedió 19,5 PPP en 31 MPP. Su aporte a los Spurs fue más que suficiente como para ser galardonado como "Sexto Hombre de la NBA" del año. Finalmente, además, fue incluido en el tercer equipo de la NBA.

En los años venideros no podemos decir que fueron malos, ya que en el año 2013-2014 consiguió su cuarto y hasta ahora último anillo de la NBA. Actualmente Ginobili aún milita en las filas de San Antonio Spurs a espera de lo que ocurra en la próxima agencia libre, respetado por toda la liga y pese a sus 38 años sigue dejándonos increíbles destellos de su enorme talento.

Gracias por tanto Manu, ¡ojalá nos quede algún que otro año disfrutando de tu calidad!

Hecho por: Alejandro Pliego (@Alex_Basket77)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada