El Fruto del Trabajo | Atlanta Hawks


Sin competitividad histórica dicen unos; donde han estado y estarán los mejores dicen otros. La Conferencia Este afronta otra temporada más en la que está siendo el foco de atención por parte del comisionado, sus discípulos y todos los aficionados de este deporte. Una vez más, la Conferencia situada a la derecha de uno de los países más grandes a lo largo del planeta, estará bajo sospecha, debido al reducido número de victorias y al bajo rendimiento en comparación con el Oeste, a esto se le suma el “tanking” y las reconstrucciones interminables que miran hacia un futuro a largo plazo. 



Publicado por: Saúl Roel <<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>> Twitter: @saulroel 

En medio de estos acontecimientos, un equipo que acabó en la octava plaza la pasada temporada, Atlanta Hawks, se coloca en el segundo puesto con un balance de 21-7 y con una racha de 5 victorias seguidas, habiendo ganado 14 de los últimos 15 encuentros disputados.

Pero este, no ha sido un camino de rosas para la franquicia, sobre todo desde la pérdida de dos de sus estrellas en los veranos de 2012 y de 2013, Joe Johnson y Josh Smith, así como la dimisión del entrenador por el que se había apostado de principio a fin para el viejo proyecto, Larry Drew.

Borrón y cuenta nueva como se suele decir. En verano de 2013 Danny Ferry se puso manos a la obra para contratar a Mike Buldenholzer, por aquel entonces, técnico asistente de San Antonio Spurs. Desde el momento de su llegada ha mentalizado a sus jugadores para ejecutar un baloncesto con mucha circulación de balón y con gran efectividad a la hora de lanzar a canasta, una réplica del sistema de juego utilizado y aprendido junto a “Coach Pop”.

La temporada pasada los Hawks, acabaron la Regular Season con un balance de 38-44, entrando en los Playoffs e incluso plantando cara a un peso pesado como Indiana Pacers, logrando forzar un séptimo partido en el que se quedaron rozando las Semifinales de Conferencia.

Esta temporada comenzaron a un nivel bajo, pero debido a la fluidez y la rapidez de sus jugadores en el aspecto ofensivo, se encuentran casi en lo más alto, consiguiendo ser:
    - El equipo que más asistencias dan de media en cada partido.
    - El único equipo de la NBA que supera la media de todos los apartados estadísticos (de porcentaje, de anotación y de asistencias, a excepción de los rebotes, una de las debilidades de estos chicos).

Otro dato que me gustaría resaltar, es que en su plantilla no poseen un jugador al que podamos denominar “estrella”.

Durante esta exitosa racha, quiero destacar la presencia de Dennis Schröder en el quinteto titular durante los últimos encuentros, sabiendo suplir y organizar de manera coherente al equipo a pesar de una baja tan importante en el puesto de base como la de Jeff Teague, así como también a Al Horford, recientemente nombrado jugador de la semana, que parece ir recuperando su nivel habitual después de pasar por una lesión que le obligó a estar parado la mayor parte del curso pasado. 

Casualidad no es, es la recogida de una cosecha que se había plantado en octubre del año pasado en el Philips Arena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada