Delonte West no regresa a la NBA y jugará otro año en la Liga China

Aunque mucho se había especulado con un posible regreso a la NBA de uno de los jugadores más polémicos de la última década, finalmente ha decidido quedarse en la Liga China, eso sí, cambiando de equipo, mientras que la temporada pasada militó en el 'Fujian XunXing', esta lo hará defendiendo la camiseta de los 'Shanghai Sharks'. Cabe destacar que ya ha dejado atrás aquellos problemas económicos de hace un par de años.


Para los más jóvenes, que quizás no conozcáis su historia, se trata de un base de 1.91 metros de altura con una calidad exquisita y un juego vistoso, pero con serios problemas, a sus continuos delitos y enfrentamientos con la autoridad - entre los que destaca la posesión ilegal de armas, lo que le llevó a estar bajo arresto domiciliario durante todo el año 2010 (solo salía para jugar los partidos) - debemos sumarle el trastorno bipolar que sufre, al que el jugador achaca todos sus problemas. Además cabe recordar que el jugador cuando firmó con Dallas Mavericks en el año 2012, había dilapidado toda su fortuna entre el divorcio, las multas y los abogados, llegando a convertirse en un 'vagabundo', hasta el punto de dormir en los vestuarios del American Airlines Center.

Centrándonos en sus 8 temporadas en la NBA jugó un total de 432 partidos, de los que fue titular en 258, divididos entre Boston Celtics, Seattle SuperSonics, Cleveland Cavaliers, los verdes de nuevo y por último Dallas Mavericks, a partir de ese momento su carrera le ha llevado por la D-League y por la Liga China. Sus promedios en estos 432 partidos son de 9.7 puntos, 2.9 rebotes, 3.6 asistencias, 1.1 robos y 0.4 tapones, en una media de 27.4 minutos, además de firmar un notable 44.8% en tiros de campo.

Este verano había disputado la Summer League de Las Vegas con Los Angeles Clippers con unos promedios de 6 puntos, 3.3 rebotes y 2.3 asistencias en 22.3 minutos, de ahí los rumores sobre el posible regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada